Mostrando todos los resultados 57

Filtrar»

Fajas largas

Moldea tus piernas y glúteos con las fajas hasta la rodilla, vas a ver que bien se siente

No importa si estás buscando una faja hasta la rodilla para recuperarte de tu cirugía o para usarla en esas ocasiones en las que quieres tener unos centímetros menos y una apariencia más esbelta en la que tu abdomen, glúteos y piernas se vean más armoniosos.

Las fajas hasta la rodilla, además de ayudarte a moldear la parte del dorso, te darán un refuerzo extra en los muslos permitiéndote recoger toda esa piel que sientes que te sobra y no te deja vestirte en paz.

Si estás buscando la mayor cobertura posible, no dudes en comprar una faja larga. Sea con mangas o sin mangas, te sentirás 100% segura de usar este tipo de prenda de control que será determinante en tu proceso de recuperación postquirúrgica. Tu cuerpo te lo agradecerá. La piel sanará con rapidez y la inflamación se reducirá considerablemente.

Con una faja hasta la rodilla la recuperación de tu cirugía será completa, todo tu cuerpo se verá beneficiado por este tipo de prenda de control que se convertirá en tu salvación para reducir medidas, corregir tu postura para garantizar una adecuada recuperación y entallar tu cintura para que te veas absolutamente espectacular.

Al usar una faja hasta la rodilla inmediatamente tus curvas se verán más estilizadas y esculpidas, perderás algunos centímetros y estarás lista para usar ese pantalón o falda ajustada que te hace sentir insegura. Con las fajas hasta la rodilla le dirás adiós a los temores que tienes sobre tu cuerpo y le darás la bienvenida a la seguridad, la comodidad y la tranquilidad.

Verás tu cuerpo completamente moldeado si decides comprar una faja larga. Con esta clase de prendas nada quedará a la deriva y podrás tener control de todo eso que no te gusta. Ese gordito de los muslos que tanto te pone a sufrir desaparecerá de inmediato al momento de usar esta faja hasta la rodilla. Ahora sí estarás lista para posar en las fotos de esa fiesta que tienes en los próximos días y lo mejor es que nadie se dará cuenta que tienes una faja porque todas están diseñadas para ser imperceptibles y evitar que se enrollen debajo de la ropa.

Compra ya tu faja hasta la rodilla y ábrele de nuevo la puerta a la confianza y la seguridad en tu cuerpo.